Psicología

Círculos viciosos y círculos virtuosos

3 min
Círculos viciosos y círculos virtuosos
Por qué fracasan los países

Por qué fracasan los países

La prosperidad no se debe al clima, a la geografía o a la cultura, sino a las políticas dictaminadas por las instituciones de cada país.

Comprar

Hoy voy a hablar sobre uno de los efectos más sufridos por muchos de nosotros, aunque no le llegamos a dar toda la importancia que realmente se merece. Me refiero a los círculos virtuosos, aunque creo que tienen más importancia los círculos viciosos, ya que estos últimos nos afectan mucho más.

Cuando hablamos de estos términos nos podemos estar refiriendo a casi cualquier cosa: autoestima, moral, crecimiento de una empresa, desarrollo de un país, etc. Pero como siempre sigo, vamos por partes.

Círculo virtuoso y vicioso

La primera vez que oí estos dos términos fue en el libro Por qué fracasan los países de Daron Acemoglu y James A. Robinson. En este interesante libro que os recomiendo si os interesa la geopolítica y la distribución de la riqueza, los autores hacen alusión a estos dos términos para marcar el crecimiento de un país. Si un país tiene tanto instituciones políticas como económicas extractivas, entra en un círculo vicioso del que le es muy complicado salir. Sin embargo, si por el contrario esta país cuenta con instituciones políticas y económicas inclusivas, su crecimiento y desarrollo será más positivo y mantenido en el tiempo.

Cuando yo leí esto pensé, joder, si esto se puede aplicar a muchas otras cosas en la vida. Seamos sinceros, a todos nos ha pasado que un día cualquiera comenzamos a meter la pata en numerosas ocasiones y entramos en un círculo vicioso del que nos es muy complicado salir. A dormir que mañana será otro día.

Estos círculos viciosos y virtuosos personales, pueden tener a su vez "subcírculos" viciosos y virtuosos en su interior. Para ver esto necesitamos tener algo de capacidad de abstracción y ocurre de forma muy similar a cómo funcionan los ciclos macroeconómicos. Sin poneros mucho en contexto porque sería demasiada información, veamos el siguiente gráfico:

ciclo-juglar.png

Gráfico de ejemplo sobre los ciclos económicos

En rojo podemos ver un ciclo que cuenta con una etapa de expansión, posiblemente gracias a un círculo vicioso de las instituciones del país (además de otros factores); y una etapa de recesión, posiblemente por un círculo vicioso en las instituciones (además de otros factores).

Pues dentro de estos grandes ciclos, pueden haber pequeños ciclos que se pueden deber a pequeñas rachas de círculos viciosos o virtuosos. Es el caso del ciclo rodeado de azul en el gráfico. A fin de cuentas, lo que quiero mostrar es que nosotros podemos estar en círculo vicioso que englobe varios años, por ejemplo, una etapa de contínuos ascensos en el trabajo (círculo rojo). Pero por alguna razón, tienes un día malo en el que se suceden varias desgracias o imprevistos (círculo azul).

El tema de los ciclos económicos es algo más complejo que esto, pero sería liarnos de tema y no es lo que buscamos.

Moviéndonos entre estos dos estados

Por último, voy a comentar cómo nos podemos mover entre estos dos estados, más concretamente cuando se tratan de círculos viciosos o virtuosos personales.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta, es que no existe ninguna fórmula mágica, como ocurre con casi todo. Deberemos analizar nuestra situación para saber si se está tratando de un gran círculo o de un pequeño círculo. Si es un pequeño círculo vicioso o virtuosos que sucede en un día concreto o una semana concreta, tranquilo, con que lo dejes pasar muchas veces se soluciona. Por lo tanto, la frase "mañana será otro día" viene al pelo para bien o para mal.

Ahora. si se trata de un círculo más grande, la cosa cambia bastante. Aquí no nos podemos esperar a que pasen un par de años y la cosa se solucione, toca actuar de una forma u otra. Normalmente, en economía, para pasar de círculos viciosos a virtuosos o viceversa, deben ocurrir eventos realmente trascendentales. Si analizas tu situación, seguro que encuentras el hecho trascendental que necesitas, solo te falta ser capaz de llevarlo a cabo.

Puede que lo haya pintado muy sencillo, como si fuera un vendehumos que pretende cambiarte la vida de un día a otro. Siento haberte dado esa falsa ilusión. Además, aunque consigas moverte de uno de estos círculos al otro, deberás esperar muchas veces a que todo se ponga a tu favor (o en tu contra) Es como una bola de nieve, cuanto más grande es, más rápido crece.